domingo, noviembre 18, 2012

Quiero pasear contigo por una ciudad llena de nieve. Copos minúsculos que vayan cayendo sobre nuestros gorros de lana, sobre mis labios azules por el frío y por tu barba de tres días.

Después subir a nuestro cobijo, donde un sofá y una manta nos esperan a la luz tibia de una lámpara antigua. Abrazarnos y recobrar el color natural de nuestra piel. Despacio, lento, sin prisas. Sumarnos a ese tiempo que no transcurre cuando estamos juntos.


*

1 comentario:

Marta Leal dijo...

Ah, yo también quiero todo eso...